Cultores plantean al hecho cultural como bandera ante el imperialismo

CULTORESEste domingo 5 de octubre se realizó la última discusión de las mesas de trabajo que formaron parte del III Congreso Nacional de Cultura, como parte de una acción política para la movilización, articulación y consulta en colectivo, con el fin de avanzar hacia la revolución cultural. La mesa número 3 reflexionó sobre la soberanía cultural y el antiimperialismo, discusión que se realizó en la Biblioteca del Museo de de Arte Contemporáneo. Esta mesa planteó el desafío de presentar el movimiento cultural como bandera de lucha ante el imperialismo y los símbolos de dominación que son inculcados en las nuevas generaciones a través de los medios de comunicación de masas, además de plantar el desarrollo de políticas culturales para dirigir el camino que debe seguir el Estado a través de la cultura.

Texto: Prensa MPPC (María Isabel Quintero P.)

Sobre este tema Cisla Miranda, vocera del estado Monagas, comentó que en la mesa se discutió la necesidad de realzar lo ancestral, lo que identifica al pueblo venezolano: “que el trabajo ancestral sea parte de la formación de los niños, niñas y adolescentes, para darle el lugar que se merece nuestra identidad, tanto en la gastronomía como en los quehaceres de la artesanía; es necesario rescatar nuestra cultura, en el colectivo, que esos jóvenes se enteren, que cambien la mentalidad para que nuestra patria siga adelante y se supere”.

Gabriel Figueredo, vocero del estado Yaracuy, planteó la importancia de la simbología: “entendemos que los símbolos son fundamentales para un país y para nosotros este acto simbólico es también la lucha de muchos camaradas que incluso en la Cuarta República desarrollaron una política antiimperialista desde su obra. Nosotros creemos que este es el momento esencial para que los cultores asumamos el rol político militante, que nos corresponde dentro de este proceso como una vanguardia. Más allá de show del espectáculo, de la parafernalia, está el hecho de que el pueblo hecho cultura está asumiendo los espacios con una conciencia política importante”.

Asimismo, afirmó que es necesario que estas discusiones lleguen a los estados: “que estos planteamientos hermosos, combativos, aterricen en el seno de nuestro pueblo, que no solo sea la publicación de un periódico, y eso no depende sólo del Estado, sino de un 50 y 50 entre el Gobierno y los hacedores de cultura”, puntualizó.

CULTIORA

Para Fidelia Chaparro, Muñequera del estado Táchira, la soberanía tiene que ver con la cultura local. “Sin cultura no hay soberanía, me parece que los planteamientos aquí realizados son muy importantes para nosotros, sobre todo para los que vivimos en frontera. Pienso que hay que darle duro a la cultura local, porque la cultura local es la matriz de nuestra soberanía cultural, de nuestra idiosincrasia”, finalizó.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz