Conozca los peligros del uso del Whatsapp

Archivo/Margarethe Wichert/dapd

Archivo/Margarethe Wichert/dapd

Así como avanzan las tecnologías, los delincuentes buscan formas de sacar provecho de ellas. Además de clonar tarjetas bancarias y realizar operaciones fraudulentas a través de internet, las bandas se las ingenian para rastrear a sus víctimas por redes sociales y hasta aplicaciones telefónicas como el Whatsapp. Este sistema de mensajería, que ha alcanzado unos 600 millones de usuarios activos en todo el mundo, parece inofensivo, pero podría ser altamente peligroso debido al riesgo que corre la persona al ser captado por hampones dedicados a la extorsión y secuestro.


Texto: Panorama

Desde el inicio de la informática, la ingeniería social —por su naturaleza— ha permitido el intercambio de información con la finalidad de compartir datos personales entre amigos. Sin embargo, hay casos en que los usuarios aportan más detalles de lo debido, como condición económica y lugar exacto de ubicación, haciendo que los hampones los “etiqueten” para perpetrar cualquier tipo de fechoría.

Pero ¿cómo podemos ser blanco de estos grupos delictivos?

El abogado y especialista en informática forense, Raymond Orta, explica que a diferencia de otras plataformas, el Whatsapp permite agregar a otras personas sin que ellas lo sepan, solo con obtener el número telefónico y añadirlo en su equipo móvil inteligente.

“En este caso tienes la posibilidad de agregarlo, sin que ella sepa y eso te da acceso al perfil sin que la otra persona tenga conocimiento que la estén viendo, revisando su estado actual como las fotografías de perfil, que por lo general es una de las imprudencias más típicas que existen desde la época que empezaron las redes sociales, inclusive desde el chat de Hotmail hace muchos años”, explicó el especialista.

Orta indica que a diferencia del PIN del Blackberry, que pide un número y la opción de ser aceptado por la otra persona, nuestro número de teléfono es algo que puede ser obtenido más fácilmente por la tendencia de dárselo a los amigos.

Un error de los usuarios, añade el experto, es que por la tendencia del ego a alardear, publican otros detalles como el lugar donde se encuentran, si tiene vehículo o está de viaje y una foto para exhibirse, ofreciendo detalles íntimos para que los hampones armen el perfil socioeconómico del titular de la línea telefónica. Sugirió a los usuarios no caer en la “trampa” de conectarse a esta aplicación a través de las redes sociales porque podrían estar más expuestos a ser vigilados por los delincuentes.

“Ahora existe algo muy peligroso que es que la mayoría de las aplicaciones que se conectan a los teléfonos inteligentes, te invitan o casi te obligan, sin que te des cuenta, a conectarte con otras redes sociales como Facebook porque esto se amplían las redes de contacto más allá de lo que tu quisieras”, expresó.

Sobre esta modalidad, el teniente coronel Julio Bermúdez, comandante del Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes) del Zulia, dijo que no han recibido denuncias de este tipo en particular, aunque sí aseguró que el 98% de las extorsiones practicadas en la región se realizan a través de mensajería de textos y llamadas telefónicas. “La denuncia más recurrente es la exigencia de dinero a cambio de no atentar contra la vida de la víctima o la de alguno de sus familiares. No hay una forma de bloquear estos mensajes, por eso hay que estar my atentos y sobre todo dejar el miedo, denunciar cualquier irregularidad”, dijo.

Para evitar ser blanco de estas mafias, Orta y Bermúdez coincidieron en recomendaciones claves. La primera es no publicar fotografías comprometedoras ni con grupos familiares. Ser más cauteloso en los mensajes que coloca en los perfiles, evitando sobre todo decir lugar de ubicación o hacia donde se dirige. También recomiendan ser muy cuidadosos al momento de dar su número de teléfono, solo a familiares y personas de confianza.

“Hay casos en los que una persona está paseando por una playa, ve un yate, se toma una foto de fondo con el barco y da la apariencia de un perfil socioeconómico que no tiene, ese tipo de situaciones hay que evitar en las aplicaciones telefónicas”, aconsejó Orta.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz