Ministro Fidel Barbarito: Cofradías de Diablos Danzantes son símbolo de resistencia popular

Barbarito630Fidel22 (1)El ministro para la Cultura, Fidel Barbarito, saludó la toma de las calles de los Diablos Danzantes de Corpus Christi en diferentes puntos del país, un ritual para rendirse ante el Santísimo Sacramento, y con ello vencer al mal. “Hoy día de Corpus, enviamos un saludo solidario a todas las cofradías de Diablos Danzantes, símbolo de resistencia popular y patrimonio cultural”, escribió el ministro Barbarito a través de su usuario en la red social Twitter, @descolonializa.


Texto: AVN

Más temprano, el ministro asistió a la inauguración de la Casa de los Diablos Danzantes de Yare, proyecto ejecutado a través de Corpomiranda, en el que se invirtieron millón 332 mil bolívares.

Con relación a este proyecto, el ministro destacó que la rehabilitación de esta casa cultural “es una muestra del profundo compromiso del Gobierno Nacional para mantener vigente el arraigo de las tradiciones populares”.

El Ministerio para el Turismo publicó varias imágenes en su cuenta en la referida red social, @minturvenezuela, en las que aparecen diablos, promeseros y devotos tomando las calles para celebrar esta manifestación cultural venezolana, que rinde honor al santísimo desde hace 265 años, y se realiza cada noveno jueves posterior al jueves santo.

Bqg9d7xIUAEmpbW

Más de 200 Diablos Danzantes celebran el Corpus Christi en Chuao. Foto: Mintur Venezuela

Bqg77TEIQAA7hnd

En Yare. Foto: Mintur Venezuela

Bqg7EsdIEAAf6lG

Bqg2ZabIcAEDRN0

Bqg2HmKIAAATgSw

Los Diablos mayores enseñan a los más pequeños a elaborar las máscaras. Foto: MinturVenezuela

Bqg2HWGIQAAzxp2

Foto: MinturVenezuela

Bqg0L8qIUAA9qMQ

BqgmW4wIcAATCT3

Bqg0j_JIYAAtiAw

BqgiLKrIcAEepJW

BqgfPjvIYAAJ0-9

BqghNjiIEAEl7SN

“Diablos Danzantes de Yare, sentir de un pueblo, magia de una tradición y promesa eterna”, fue el mensaje que se leyó en la red social, junto a una imagen de un niño cargando una máscara.

En la localidad de Naiguatá, en el estado Vargas, 1.800 diablos danzan al ritmo del tambor y las maracas, y se rinden ante el poder del santísimo en las puertas de la iglesia de San Francisco de Asís.

Junto a los diablos de Naiguatá, niños vestidos de color rojo y con trajes alusivos a los Diablos Danzantes llevan campanas en su cintura y maracas en su mano derecha, que hacen sonar al ritmo de los pasos en forma de cruz, propios del ritual.

En horas de la noche la cofradía encabezará una procesión del santo sacramento por todo el pueblo, para cerrar la celebración.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz