Victor Hugo: Un hombre marcado por el romanticismo

victorhugoEste jueves se cumplieron 129 años de su regreso a los espacios no tangibles. Fallece en 1885, en París y sus restos yacen en el Panteón de París. Dedicó su vida a la literatura, dejándole a la humanidad no solo unas obras con un alto contenido social y humano, sino un legado de amor y lucha.


Texto: AVN (Thairusy Martínez) Gráfica: juif.org

Novelista, pintor, poeta y dramaturgo, es uno de los autores románticos más importantes de la literatura francesa y universal. Sus obras marcaron la sensibilidad de la época y han transcendido hasta nuestros tiempos.

El 26 de febrero de 1802, nace Victor Marie Hugo, en Besanzón, Francia. Su madre fue Sophie-Francoise Trebuchet y su fue padre Leopold-Sigisvert Hugo, militar del ejército francés. Victor tuvo dos hermanos mayores quienes más tarde también se convertirían en escritores Eugène Hugo y Abel Hugo.

Victor fue educado tanto por tutores privados como en escuelas públicas de París, aunque debido a los servicios militares de su padre, tuvo que residir en diversas localidades como Elba, Marsella y Nápoles.

Sus padres se separaron por causa de las infidelidades de ambos. Entonces él junto con sus hermanos se residenciaron definitivamente en Francia con su madre, con quien tuvo gran unión e influyó de forma espiritual y religiosa en su vida.

Siendo un niño precoz, en 1815, decide instruirse con el objetivo de convertirse en escritor y dedicarse por entero a la literatura. Luego a sus quince años fue premiado por la Academia Francesa por un trabajo lírico, que dio paso a su primer gran libro de poemas: Odas y Poesías Diversas, publicado en 1822.

Después de la muerte de su madre en 1821, al año siguiente decide contraer matrimonio con Adele Foucher, una amiga de su infancia, hija de un funcionario del ministerio de Defensa francés, con quien tuvo cinco hijos.

Debido a su controversial forma de escribir le censuraron su segunda obra teatral, por considerarla demasiado liberal: Marion de Lorme (1829), basada en la vida de una cortesana francesa del siglo XVII. En 1830 su obra teatral en verso, Hernani, tuvo un tumultuoso estreno que aseguró el éxito del romanticismo. Hernani fue adaptada por el compositor italiano Giuseppe Verdi y dio como resultado su ópera Ernani (1844).

La Academia Francesa lo nombra miembro en 1841, en reconocimiento por su novela “Nuestra señora de París” publicada en 1831.

Entre algunas de sus obras se encuentran, Orientales (1829), Hojas de otoño (1831), Los cantos del crepúsculo (1835) y Voces interiores (1837). Como dramaturgo sus obras teatrales de gran éxito son : El rey se divierte (1832), adaptado por Verdi para su ópera Rigoletto (1851), el drama en prosa Lucrecia Borgia (1833) y el melodrama Ruy Blas (1838).

En cada una de sus piezas condenó a los sistemas penales y sociales de la Francia que le tocó vivir, siempre comprometido e influyente en la historia de su país y de la literatura.

Después del fracaso para derrocar al emperador Napoleón III, en 1855 comenzó su largo exilio de quince años en la isla de Guernsey, perteneciente a la corona inglesa.

Durante sus años en exilio, Victor escribió la feroz sátira, Napoleón el pequeño (1852), los poemas satíricos Los castigos (1853), el libro de poemas líricos Las contemplaciones (1856) y el primer volumen de su poema épico La leyenda de los siglos (1859-1883).

Los Miserables

Mientras estuvo en Inglaterra, completó su más extensa y famosa obra, Los Miserables (1862), una novela que describe vívidamente la injusticia social de la Francia del siglo XIX.

La obra muestra un amplio estudio de la sociedad en esa época, así como las pasiones, caracteres y actos que en la misma tienen lugar. Además nos vislumbra la pobreza y el valor del perdón, que la rectificación trae un bienestar y una paz al alma y un amor hacia el prójimo.

Para crear esta obra que ha sido tan emblemática hasta el día de hoy, el escritor se inspiró en Eugène-François Vidocq, un criminal francés que se redimió y acabó inaugurando la policía francesa, así como también se inspiró en la historia de su país para situar el contexto histórico.

Esta novela es una firme protesta de los oprimidos y el miedo que tenía la población hacia la pena de muerte, que era realizada a la vista de todos, pero también es, en cualquier contexto histórico de la actualidad una manera de hacer ver a los menos favorecidos.

Una ideología y un espíritu inquebrantable

Sus voluminosas obras constituyeron un gran impulso, quizá el mayor dado por escritor alguno, haciendo énfasis en la independencia cultural, para lograr un cambio en una sociedad corrompida.

Las piezas de Víctor Hugo marcaron un decisivo hito en el gusto poético y retórico de las jóvenes generaciones de escritores franceses, y todavía es considerado como uno de los poetas más importantes.

Muestra con cada una de sus obras una sociedad conservadora, clasista y patriarcal, pero lo que él hace visualizar sobre todos los elementos de sus piezas es la gente, el pueblo, que tienen sus bajos momentos, pero también sus momentos de gloria.

Hugo Chávez, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, se refería a Victor Hugo como un gran hombre, una gran figura que fue la consecuencia de su época, que con cada una de sus obras plasmó la cruel realidad que lo rodeaba, visibilizando a los que más penurias pasaban.

“Somos consecuencia. Pequeños, grandes, cual sea el papel que juguemos, somos hechura de los tiempos. Ayer yo estaba recordando, no recuerdo dónde, a Víctor Hugo: al gran Víctor Hugo de Los Miserables y a aquel personaje que pretende ser condenado por un sacerdote, la Revolución Francesa y la violencia, y sobre todo aquel año de la sangre y la guillotina, de mucha violencia. Y entonces el revolucionario, anciano ya, al borde de la muerte dijo: ‘Ah, señor obispo, hace 500 años que se viene formando la nube, la tormenta. Y vos, ¿vos, querés hacerle causa, condenar al rayo? El rayo es causa de la acumulación de las nubes’. Nosotros somos hechura de los tiempos y de la geografía. No somos la causa (..)”, recordó Chávez, en una entrevista que le realizó la agencia de noticias RT en 2010.

Igualmente durante su mensaje anual en la Asamblea Nacional en enero de 2012, el Presidente de la República Hugo Chávez, hizo referencia a una frase del escritor, “creíamos haber cambiado el mundo, derribamos los viejos molinos, (es decir, las estructuras) el Molino ya no estaba, pero el viento que lo movía siguió soplando”, fue sin duda un autor que marcó al presidente Hugo Chávez.

Primeramente poeta clásico, maestro en los mas variados géneros literarios, Hugo fue la máxima figura de su país en el siglo XIX, hasta la actualidad.

El 22 de mayo de 1885, en París, muere Victor Marie Hugo, sus restos yacen en el Panteón de París, dedicó su vida a la literatura, dejándole a la humanidad no solo unas obras con un alto contenido social y humano, sino un legado de amor y lucha.

También puede leer:

Dejar un comentario

1 Comentario en "Victor Hugo: Un hombre marcado por el romanticismo"

Notificar en
avatar
600
first coment
Invitado

first comment

wpDiscuz