Fallece el Premio Nacional de Cultura Oswaldo Vigas

Oswaldo Vigas (4)

Las artes plásticas venezolanas recibieron un duro golpe este martes 22 de abril con el fallecimiento de Oswaldo Vigas, pintor y muralista valenciano de renombre mundial y Premio Nacional de Artes Plásticas de 1952. Oriundo de Valencia, sus inicios en la plástica datan de su adolescencia. A los 17 años ya contaba con un trabajo reconocido, pues fue el ilustrador de Libro de Poesía en el Ateneo de Valencia. Desde entonces, siempre estuvo ligado al arte, al dibujo y a la magia creadora.

Texto: Prensa MPPC (María Alejandra Hernández H.)

Su afán de conocimiento y su innata curiosidad lo llevaron a ingresar en 1945 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes. Cuatro años después, en 1949, se traslada a Caracas donde finaliza sus estudios, en la Universidad Central de Venezuela. Sin embargo, mantuvo su amor intacto por la pintura, por lo que paralelamente frecuentaba el Taller Libre de Arte y participó activamente en el movimiento artístico de la época. Nunca ejerció la medicina.

En 1952 marca un hito en la vida del maestro, pues se hace acreedor de tres importantes reconocimientos: el Premio Arturo Michelena, el Premio John Boulton y el Premio Nacional de Artes Plásticas, gracias a lo cual viaja a París, donde hay toda una nueva realidad artística gestándose ante sus propios ojos.

De esta época data el encargo que le hiciera otro grande del acervo cultural nacional, Raúl Villanueva. El maestro Vigas declaró en una entrevista par Complot Magazine concedida en diciembre de 2012 que en 1952 el insigne arquitecto “me pide que le haga cinco murales para la Ciudad Universitaria y me dice: ‘Lo único que tienes que hacerle a tu obra es afeitarla’. Y allí surge toda una obra nueva, constructivista”.

El viejo continente estaba en plena efervescencia artística, liderada por el movimiento cubista y con Picasso a la cabeza. Fue en ese ambiente que Vigas continuó su formación, realizando estudios de grabado y litografía en los talleres parisinos de Marcel Jaudon, mientras cursaba Historia del Arte en La Sorbona. Así, va ganando experiencia y despertando a nuevos horizontes artísticos que lo hacen ir del constructivismo a un estilo más místico, más intimista y con toques religiosos. En la Ciudad Luz también comparte con artistas como Jean Dewasne y Fernand Léger, quienes experimentaban con la abstracción. A finales de la década de los cincuenta y con todas estas experiencias a cuesta regresa a Venezuela.

Oswaldo Vigas (1)

Desde esa época hasta ahora fue mucho el camino recorrido. Entre sus muchos y destacados trabajos y exposiciones pueden mencionarse el grupo de serigrafías creadas en 1972 en Estados Unidos, los guaches y gráficas relativas a Simón Bolívar en 1983 y la presentación de sus piezas escultóricas en 1985, entre otros.

El maestro Vigas fue objeto de múltiples reconocimientos, homenajes y honores dentro y fuera de nuestras fronteras. Además de los Premios ya citados, se alzó con el XIII Salón Oficial de Arte Venezolano; el X Salón Arturo Michelena; el Premio Puebla de Bolívar; el XIX Salón Oficial de Arte Veenzolano y el Premio Adquisición en la Exposición de Arte Latinoamericano Contemporáneo realizada en Cartagena, Colombia. En el 2010 la Fundación Cabriales inauguró un Museo a Cielo Abierto en homenaje al artista en su Valencia natal.

Indiscutiblemente es uno de los artistas contemporáneos más importantes de Venezuela y esto se debe a que siempre fue fiel a sí mismo, tal y como lo afirmara al decir “yo nunca he sido rigurosamente figurativo ni rigurosamente abstracto, sino rigurosamente Vigas”.

Todo el equipo de trabajadoras y trabajadores de la Fundación Casa del Artista se une al dolor que hoy acompaña a familiares y amigos de Oswaldo Vigas. Su obra, muestra fiel y representativa del pensamiento y espíritu del maestro, lo mantendrá vivo en el corazón y la memoria de todos los que de alguna forma han sido tocados por su arte inmortal.

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz