Parrandas de San Pedro promoverán el respeto a la creatividad humana, según la Unesco

10735270044_ed5db88a43_bLa centenaria “Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire”, celebrada por casi dos siglos en el país, ha sido declarada este jueves Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). “La inscripción de la parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire en la Lista Representativa puede contribuir a incrementar la concienciación sobre la importancia que tiene ese elemento del patrimonio cultural en el reforzamiento de la cohesión social y el diálogo, y puede coadyuvar también a promover el respeto de la creatividad humana”, reza la descripción de la tradición en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, colocada en la página oficial de la Unesco.

Prensa Mintur (Oriana Vielma)

Hace exactamente un mes, unos 60 integrantes de la emblemática Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire mostraban sus bailes y canciones ante importantes invitados de la Unesco, encargados de evaluar el proceso de postulación, desde la sede del Centro de la Diversidad Cultural en Caracas. Objetivo que fue satisfactoriamente alcanzado.

El anuncio se publicó en Bakú, capital de Azerbaiyán –entre Asia occidental y Europa oriental– lugar adonde viajó San Pedro para que el mundo cotejara que el santo es capaz de atizar parrandas; al tiempo que, en Guatire hacían vigilia esperando los resultados de la declaratoria.

En el encuentro, el Comité Intergubernamental de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Inmaterial examinó más de 30 candidaturas de tradiciones en el mundo, presentadas por 46 naciones. Así, la “Parranda de San Pedro” se une a los “Diablos Danzantes de Corpus Cristi”, declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por el mismo organismo en el 2012.

Para conocer más sobre la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, haga click aquí para acceder al sitio web de la Unesco.

Ritual de unión y leyendas

La tradición, que se cumple cada 29 de junio y está vinculada a la identidad de los pueblos de origen africano, fusiona a los pobladores de Guarenas y Guatire (estado Miranda) en una vigilia para esperar la salida de San Pedro. El santo es escondido durante horas en la vivienda de un vecino, configurada como sitio originario de la celebración.

Al día siguiente inicia el paseo. El abanderado, cultor de mayor rango en la parranda y guía del recorrido, los sanpedreños y los tucusitos recorren las calles del pueblo. El paso de los parranderos, está seguido por el sonido de los cueros pegados a las cotizas, acompañado por el ritmo del cuatro y las maracas. La duración de la parranda es desconocida, pues, los parranderos deciden la fecha de su culminación, que no suele rebasar los tres días.

La fiesta recuerda a María Ignacia, esclava de una hacienda mirandina que padecía los efectos de una enfermedad que le provocaba fiebre y dolor, aunque compañeros y amigos le preparaban brebajes, ella no mejoraba. La historia relata que, en un momento de lucidez, la esclava encendió una vela a la imagen de San Pedro pidiendo su salvación con la promesa que todos los 29 de junio agradecería con un baile. Así fue, María Ignacia, sanó y cumplió.
Tiempo después, María Ignacia fallece y es su marido quien se viste de mujer y mantiene viva aquella promesa, que se mantiene a través de los siglos XIX y XX hasta la actualidad.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz