Atilio Borón: El Premio Libertador surge a instancias de Chávez, ante un mundo académico que se alejó de las luchas de los pueblos

(Archivo)

(Archivo)

El escritor argentino Atilio Borón, ganador del Premio Libertador al Pensamiento Crítico por su libro “América Latina en la Geopolítica del Imperialismo”, fue entrevistado este miércoles en el programa “TodosAdentro Radio” de Alba Ciudad. Explicó Borón que “el diagnóstico del Comandante fue muy certero: él percibió que las universidades no estaban a las necesidades de nuestros pueblos, y esto era en Venezuela, en Argentina, en Brasil, en toda América Latina hubo un proceso muy, muy triste de conservatización de las universidades”.


Texto: Alba Ciudad

Borón, quien en el pasado fue jurado de este premio, explicó  la razón de su existencia. “La creación del premio, es muy importante decirlo, obedece a una de tantas inspiraciones patrióticas revolucionarias del Comandante Hgo Chávez, que siempre tuvo clara la idea aquella que está expresada tantas veces en Bolívar y en Martín: la ignorancia, la falta de conocimiento, la falta de educación. Simón Rodríguez también hablaba de la distinción entre la instrucción y la educación. Y él (Chávez) tuvo la muy buena idea de proponer la creación de un premio especial, llamado Premio Libertador al Pensamiento Crítico, para fomentar ese pensamiento crítico y revolucionario que necesita con tanta urgencia la América Latina”.

El mundo académico se ha encerrado en sí mismo

Explicó Borón en la breve entrevista de 10 minutos -que tuvo que ser interrumpida por una cadena de radio y televisión- que “el diagnóstico del Comandante fue muy certero: él percibió que las universidades no trabajaban según las necesidades de nuestros pueblos, y esto era en Venezuela, en Argentina, en Brasil, en toda América Latina”, donde, en su opinión, “hubo un proceso muy, muy triste de conservatización de las universidades”. Indicó que “el mundo académico se ha encerrado en sí mismo, se ha alejado de las expectativas de las luchas de los pueblos, y se ha entronizado en las universidades un pensamiento a veces profundamente conservador”.

Opina que la creación del premio Libertador y “el desplegar con todas sus velas el programa Alba Cultural”, son dos medidas que puedes hacerse para “desentronizar” las universidades. “Se fue entendiendo que todo el proceso del Alba (Alternativa Bolivariana para las Américas) no podía ser puramente económico, sino cultural. Nosotros estamos dominados por Estados Unidos no sólo por las relaciones económicas, sino por la dominación ideológica, que es tan fuerte en Nuestraamérica, en donde Estados Unidos impone un modelo de consumo y de sociedad que no es el que nuestros pueblos necesitan. De allí que el Alba tiene un enorme trabajo por hacer”.

Habría que coordinar programas de estudio “en todos los países de América Latina para enseñar la verdadera historia latinoamericana, no las que nos cuentan muchas veces”, señaló.

Se esconde que las luchas del siglo XIX buscaban una sociedad más justa

Criticó que “en la historia que se enseña, Bolívar aparece simplemente como un caudillo: irresponsable, ambicioso de poder personal. José de San Martín es mostrado como un militar que no respetaba la supremacia de los sectores civiles que estaban gobernando las Provincias Unidas de Río de la Plata en aquel momento”. José Gervasio Artigas es mostrado “como el líder del separatismo uruguayo, cosa que es una virulenta mentira, porque él jamás pensó en independizar la banda oriental”.

“No se enseña lo que ha sido la Doctrina Monroe. Se plantea que las luchas que tuvieron lugar en la Independencia eran simplemente luchas para emanciparnos de España y no para crear un orden social más justo, más democrático, más nuevo”. Señala que hubo sectores (Bolívar, Mariano Moreno y San Martín, Artigas) que fueron los grandes derrotados, porque querían un programa radical de transformaciones. “Cuando Chávez exhuma la memoria de Bolívar, está haciendo un acto de reparación histórica. Bolívar liberó sus esclavos, Washington no los liberó; esto lo dijo más de una vez el Comandante, quien una vez se enojó mucho cuando establecieron un paralelo entre Washington y Bolívar“.

“Alguna gente en el sur proponía ya en 1810 educación universal y laica, incluyendo a las niñas”. El argentino Manuel Belgrano proponía que las niñas tenían que ser educadas igual que los varones, algo que no se hacía en esa época, pero “luego fueron arrasados por una reacción oligárquica, neocolonial”. La historia oficial luego excluyó estos hechos, resaltó el escritor.

Este jueves se entregará el Premio Libertador al Pensamiento Crítico a Borón por su libro “América Latina en la Geopolítica del Imperialismo”, en el Teatro Teresa Carreño.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz