Morris, el “candigato” a alcalde de Xalapa, denota el hastío en México por los políticos tradicionales

201457_Candigato_Morris4_1El gato Morris se ha convertido en un fenómeno de las redes sociales. Es el grito de protesta de un estado (Veracruz) que no conoce otro color político que el del PRI. Son las señales de alarma que se prenden antes de que arda el autobús. Lo que fue una ocurrencia de un grupo de votantes, hartos de la corrupción, ha calado también en el resto del país. El ‘candi-gato’ tiene carteles con los colores del ‘Yes we can’ (sí podemos) de Obama y una frase contra los políticos: “Hartos de ‘ratas’ votemos por un gato”, dice la publicidad. Pero algunos advierten que puede ser una distracción.


Texto: El Mundo (España) y La Jornada (México)

Su programa de gobierno ofrece lo mismo que sus “contendientes” políticos: “Descansar y retozar”. En su equipo de gobierno el felino cuenta con Hello Kitty, Don Gato, Garfield y El gato con botas, entre otros. El fenómeno ha sido incluso recogido por la revista ‘Time’ porque el gato incluso da entrevistas. La candidatura de Morris, por supuesto, no tiene validez oficial pero sus impulsores, identificados como Sergio y Daniel, piden que los electores escriban su nombre en la papeleta de votación, en lugar de marcar a alguno de los partidos tradicionales.

Anular comiciones

Los cerebros detrás del ‘Candigato Morris’, declararon a la prensa que pretenden lograr el 20% de los votos para anular así los comicios. No obstante, las autoridades insisten en que ni con ese porcentaje de sufragios se consumaría el boicot, pues esta figura no está prevista en la ley, tal y como han repetido los consejeros del órgano electoral (IEV).

El único consejero que se ha percatado de la fuerza del movimiento es Jacobo Domínguez, uno de los cinco consejeros, para quien la candidatura de un animal “es un fenómeno digno de estudiarse como un movimiento social, como sucede en otras partes del mundo, hay ingenio y creatividad alrededor de los creadores de tan singular personaje quien pese a no tener un solo peso de presupuesto, a diferencia de los candidatos reales, hacen un sinfín de actividades desde la plaza pública que ahora significan las redes sociales para ganar adeptos”, aclaró al semanario Proceso.

candigato-morris-Cuadrada

Y es que, el felino no apela sólo a los votantes sino también a los medios de comunicación vendidos al poder. “Hemos constatado desde hace muchas décadas como la gran mayoría de la prensa y medios de comunicación de Veracruz han funcionado como voceros oficiales de los gobiernos de turno, lo que ha generado que vivamos como sociedad desinformada o mal informada sobre la realidad, con una carencia de espíritu crítico…” dice su segundo comunicado.

En el documento pide a los periodistas que denuncien de forma anónima la corrupción. “Que escribas o grabes lo que ves. Que señales la corrupción, la impunidad e incluso hasta el conformismo de muchos ciudadanos (…) si no te dejan decir la verdad -tú verdad- o no puedes hacerlo en el medio en el que trabajas, toma por asalto Internet, usa un seudónimo para que no puedan encontrarte”, dice.

La fórmula del ‘gato-protesta’ se ha extendido por el país y en el caso de Ciudad Juárez, propone al “Burro CHON” de cara a las elecciones municipales. El aspirante fue dado a conocer mediante un blog en Internet, bajo el lema: “En las redes sociales la contienda ya inició. El Burro CHON viene de menos a más”.

¿Una distracción?

El diario La Jornada, de México, sin embargo, ha advertido que el movimiento detrás del gato es, más bien, una distracción que evita que el pueblo busque salidas a la crisis política. “El guiño de un gato aparentemente inofensivo, fresco y ligero cumple  las veces de distractor para conciencias sin mucha información política y de conducto idóneo para trasladar la irritación y la protesta hacia casilleros intrascendentes. Así han surgido en todo el país otras postulaciones animalescas a través de internet, aparentemente espontáneas y apartidistas. Pero desviar el enojo popular hacia opciones sin salida ni efectividad equivale a debilitar las eventuales posibilidades de alternancia (que, en realidad, de poco han servido) y a garantizar que el voto duro y la promoción electoral mediante obras, regalos y dinero en efectivo sean suficientes para que conserven el poder las mismas élites siempre ingeniosas para engañar y manipular”.

Explica La Jornada que Alejandro Sobrevilla Viveros, el impulsor del peculiar felino cibernético, es analista administrativo en administración escolar en la SEV y fue profesor frente a grupo en la misma secretaría (http://linkd.in/12nEJUk). En esta misma columna se ha documentado ampliamente la utilización de los recursos materiales y humanos de esa estructura educativa del gobierno encabezado por Javier Duarte de Ochoa para ayudar al PRI en procesos electorales.

candigato-morris-619x348

La firma impulsora del candigato Morris tiene en su portafolio de clientes (http://bit.ly/12nJCNd) al priista Ponciano Vázquez Parissi, tanto en su faceta de diputado federal como, ahora, de aspirante a la presidencia municipal de Cosoleacaque (presidencia que como tal también está en la lista de usuarios de servicios) y al Frente Juvenil Revolucionario de Jalapa. El cliente Ponciano Vázquez Parissi es hijo del desaparecido Cirilo Vázquez Lagunes, apodado El cacique del sur, y su hermano Cirilo fue expulsado del PAN porque como presidente municipal de Cosoleacaque apoyó en su campaña a diputado federal al priista Ponciano, quien ahora busca suceder a ese mismo hermano. En Acayucan, Regina y Fabiola Vázquez Saut (también hijas de El cacique del sur, asesinado en 2006, hermanas de Ponciano y Cirilo) también intercambian cargos.

De ese contexto de dinosaurismo clásico ha emergido la pretensión de un gato salvador, enemigo de las ratas y promotor de proclamas de apariencia justiciera pero sin destinatario preciso, acomodable todo al gusto del indignado en turno (los priistas lo pueden encajar a los panistas, y viceversa). Morris busca la presidencia municipal de la capital de Veracruz y jala la adhesión y el entusiasmo de quienes anhelan encontrar alternativas ante la podredumbre política generalizada. En Jalapa, ni el priista Américo Zúñiga Martínez ni el panista Abel Cuevas Melo significan opciones de cambio y progreso verdaderos, capturadas las postulaciones y las campañas por los grupos de interés que dominan las estructuras partidistas.

Dejar un comentario

1 Comentario en "Morris, el “candigato” a alcalde de Xalapa, denota el hastío en México por los políticos tradicionales"

Notificar en
avatar
600
Mara
Invitado

Lograr como objetivo el 20% de votaciones que serán nulas aunque saben que no lograrán el boicot, dice mucho de los creadores del candigato. Está claro que si en las elecciones los votos contrarios a los candidatos del Sistema son anulados, los únicos válidos serán presisamente los que estén a favor de este mismo que “dice” combatir el candigato, así sean 10 o 1000. Entonces, de qué se trata? Ya nos reímos y aplaudimos la farsa del candigato pero la realidad es que ésta se alió de facto a los corruptos de siempre. Si la promoción del candigato continúa sin mencionar las consecuencias de “votar” por él, pasará a esclarecerse como otra eficiente triquiñuela, entre muchas, para que la cosa pública siga siendo asunto de delincuentes, y lo peor, ya actuante en varias partes del país.
Mara.

wpDiscuz