Extraños tiroteos ocurrieron ayer simultáneamente a los sucesos de La Planta

Foto: Correo del Orinoco

El diario impreso Últimas Noticias de este miércoles publicó, en sus páginas 16 y 17, una noticia firmada por Eligio Rojas en torno a extraños eventos que ocurrieron en la ciudad capital al mismo tiempo que algunos privados de libertad del Retén de La Planta disparaban hacia el exterior. Tiroteos en el Palacio de Justicia y El Valle, disparos desde la Cota 905 contra la GN  y motorizados encapuchados que azuzaban a la gente diciendo que “están matando a los muchachos (presos)” formaron parte de los sucesos que ocurrieron simultáneamente a los disparos desde La Planta, que dejaron como saldo un vecino de El Paraíso muerto.

El artículo “Plomo en La Planta y cuatro sitios más”, escrito por Eligio Rojas, no fue publicado en el sitio web de Últimas Noticias, propiedad de la Cadena Capriles. Lo transcribimos textualmente a continuación.

Plomo en La Planta y cuatro sitios más
Extraños tiroteos simultáneos en El Valle, Cota 905 y el centro de Caracas

Cinco tiroteos simultáneos se produjeron ayer entre las 11 am y las 12 m en diversos sitios de Caracas, siendo el punto inicial el Centro de Reeducación Artesanal La Planta en El Paraíso. Las autoridades investigan la conexión entre unos y otros.

Además de La Planta, se oyeron numerosos tiros en la Cota 905, calles 9 y 12 de El Valle, piso 2 y 3 del Palacio de Justicia (detrás del CNE), pisos 8, 3 y 4 del edificio José María Vargas (sede administrativa de la Asamblea Nacional) y por los lados de Santa Rosalía.

“Los muchachos detonaron algún armamento y la Guardia lanzó bombas lacrimógenas para que se calmaran”, narró un privado de librtad de nombre Terry que, insólitamente, fue liberado ayer despues de la balacera. Le otorgaron una medida de suspensión condicional de la pena tras 2 años y 8 meses preso por estafa. “Los muchachos están preparados con máscaras. Tienen luz y agua”, dijo el exconvicto.

Mientras se producía la balacera dentro de La Planta (11 am), desde la Cota 905 dispararon contra los guardias nacionales, reveló una fuente de la Comandancia General de ese componente, quien agregó que hubo dos presos heridos.

Foto: El Universal

A su vez, la GN dispersó con gases lacrimógenos a los familiares que, en la cercanías de la cárcel, habían encendido pedazos de trapo, bolsas de basura y trozos de madera. Ocho mujeres se desmayaron y fueron atendidas por un módulo de los Bomberos Metropolitanos instalado entre La Planta y la plaza Madariaga. Justo en ese punto se concentró el grueso de los familiares que a cada momento eran azuzados por dos parejas de motorizados con el rostro cubierto, que incitaban al gentío a “concentrarnos allá” porque “están matando a esos muchachos”. La convocatoria no tuvo eco, porque a esa hora (11:50 am) comenzó un aguacero con vientos y truenos que se prolongó hasta la 1 pm. A esa hora, los familiares volvieron a las puertas de La Planta, a pocos pasos del cordón formado por 30 guardias nacionales con vallas de hierro.

Periodista jamaqueados

El grupo tomó cuerpo nuevamente. Unas 15 parejas de motorizados se desplazaban de aquí para allá. La multitud se alborotó cuando vio llegar al equipo reporteril de Telesur al que le gritaban: “¡Fuera, fuera de aquí!”. Unos más exaltados la empredieron contra el camarógrafo, a quien despojaron de la cámara empujándola contra el suelo. Otros manoteaban al periodista de esa cadena, Jordán Rodríguez. A los 20 minutos le devolvieron la cámara y le pídieron que grabara unas declaraciones “para que se vea la verdad”. Más temprano le había tocado el turno al reportero de Globovisión, Daniel Colina, quien fue conminado por unos guardias nacionales a entregarle el material ya grabado.

En la tarde, los ánimos se calmaron con una cadena de oración que se vio interrumpida cuando la gente vio que desde La Planta salía humo. Eran colchones quemados.

Palacio de Justicia
(Fragmento del artículo “Vecinos pensaron que se trataba de una guerra”, Por Ricardo Márquez)

Un tiroteo que se prolongó durante más de tres horas frente al Palacio de Justicia, en la esquina de Cruz Verde, sede de los tribunales penales, dejó saldo de por lo menos una funcionaria herida en la cara y otro muy levemente en una pierna. Jueces y personal de todos los pisos superiores fueron obligados a evacuar.

Poco después de las 10:30 am se iniciaron las detonaciones, y causaron alarma entre el personal, abogados, jueces fiscales, familiares y transeúntes, pero de repente empezaron a impactar el inmueble proyectiles que rompieron ventanas y dejaron boquetes en las paredes de los pisos 3° y 4°.

En el piso 3 se celebraba en la Sala 13ª una audiencia y resultó herida la asistente Érica Cardozo cuando un proyectil le pasó a milímetros del cuello, destrozó la ventana del local y los pedazos de vidrio le alcanzaron el rostro.

Otro tanto ocurrió en la Defensoría 40ª, donde un proyectil hizo estallar la ventana y los vidrios hirieron levemente en la pierna a un funcionario.

En la zona reinó la confusión y los rumores buscaron su espacio. Primero se dijo que la plomazón se armó porque un prisionero se había escapado de los tribunales. Alguien vio hombres armados correr por los lados de la sede del edificio del Sumat; después se dijo que el plomo provenía de una oficina de la Fiscalía en Cruz Verde. También hubo gente que vio a motorizados en parejas, dos motos cada vez, que disparaban hacia el Palacio de Justicia. El Cicpc colectó conchas de 9 mm.

La muerte fue hasta su casa
(Por María Alejandra Monagas)

Henry Molina, el vecino que murió ayer por un tiro procedente de La Planta, era jubilado del Ministerio de Finanzas. Falleció a las 11 am, cuando se produjo la primera balacera en la prisión; fue alcanzado por un proyectil en la cabeza cuando se encontraba en una habitación de su apartamento, en el piso 9 del edificio Las Piedras, a 300 metros de La Planta. Deja un hijo de 15 años y un gran vacío en sus familiares, sobre todo en sus padres: su madre de 79 años y su padre de 80, con quienes vivía. Éste último se recupera de un accidente cerebrovascular. Noemí Colmenares, vecina de la familia, comentó que no es primera vez que las balas del penal impactan edificios cercanos.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en