Falleció “El Cantor de Margarita”

El pasado lunes se apagó la voz del cantor de Margarita. Y es que en horas de la mañana se conoció que, a los 78 años de edad, falleció el músico Francisco Antonio Mata, quien se encontraba recluido en un centro médico, ubicado en la isla, por presentar inconvenientes relacionados con el cáncer de próstata que padecía. Las más de 300 canciones y 30 discos de música tradicional que produjo durante su vida artística lo avalan como una de las grandes voces dentro del firmamento musical oriental, por lo que el gobierno regional decretó tres días de duelo tras conocerse su pérdida.

Texto: Ciudad CCS

Nacido en Juan Griego el 24 de julio de 1932, a Mata le apareció el gusto por el canto desde los siete años, pues su padre, Alejandro Marcano Gómez, se encargó de inculcarle conocimientos vocales y enseñarle una amplia variedad de ritmos y melodías orientales. El “Chico Toño”, como es conocido, interpretaba estas tonadas mientras cumplía con sus faenas de trabajo como pescador en sus años mozos.

Fue así como a los trece años debutó en un escenario por primera vez. En aquel momento se presentó en la Sociedad Benefactora de Juan Griego. Posteriormente, al notar el talento vocal del artista sumado a su diestro manejo del cuatro y la guitarra, sus amigos lo empujaron a que se adentrara en el ámbito musical. Lo que hizo más adelante. Y de qué manera.

Diversidad de sones

En 1960 se incorporó al conjunto Guaiquerí, con el que viajó a Caracas para grabar su primer disco que se llamó Canto margariteño. Mientras estuvo en este conjunto, creó el conocido ritmo motivo guaiquerí, muy semejante al merengue, pero con un compás y una acentuación musical distintos, además de una forma diferente de tocar el cuatro.

Gracias a esta experiencia, bajo la dirección de Valentín Carucí, junto a los hermanos Rodríguez, José Manuel Marcano y Augusto Ramos, fue que el cantor decidió empezar a rescatar la música tradicional y llevarla al acetato.

Amigo turista, Las tetas de María Guevara, La pesca, Polo margariteño, Malagueña, El carite, El tinajón de mi abuela, La burriquita y Mar de la Virgen Bonita son algunas de las más de tres centenas de canciones que tiene en su haber el Chico Toño. Por su trayectoria musical fue galardonado con el premio Gloria del Folclor Nacional y designado Patrimonio Cultural Viviente del estado Nueva Esparta.

Promotor de lo nuestro

El gusto especial por lo tradicional venezolano lo llevó a componer canciones en los diferentes ritmos margariteños: gaitas, polos, malagueñas, fulías, sabanablancas, puntos, jotas, galerones, zumbaquezumbas, gaitones y estribillos, así como también joropos, valses, merengues, boleros y pasodobles.

“Nosotros, como cantantes y autores y amantes de esta tierra, debemos hacer respetar y resaltar los valores culturales nacionales por encima de los extranjeros”, dijo una vez Mata, según reseñó la Agencia Venezolana de Noticias.

Asimismo, la inspiración de Mata llegaba gracias al amor. En diversas entrevistas, el cantor deja claro que el secreto para poder crear tan nutrido número de composiciones es dejarse llevar por las sensaciones que le estimulan las mujeres, el cielo, el mar y las estrellas de su Margarita querida.

Para el “Chico Toño” la música tradicional venezolana siempre fue hermosa, pues su ritmo denota la nobleza del compositor y es expresión del sentir nacional por lo que debe impulsarse.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz