Realizaron jornada social y cultural contra los portones en la UCV

Jornada en la UCV contra los portones el 8 de abril de 2010 (Foto suministrada por Juan Carlos Amaro)

A pesar de que las autoridades de la Universidad Central intentaron evitar la actividad, estudiantes de distintas facultades de la casa de estudios realizaron este jueves una jornada social y cultural, rechazando la colocación de portones que intenta hacer la rectora Cecilia García Arocha y las amenazas de expulsión contra varios estudiantes.  Héctor Torres, presidente del IPC, reitera que la consulta que intenta hacer la rectora -que fue suspendida para mayo- no es vinculante, y que, si bien la opinión de la comunidad universitaria es un elemento a tomar en cuenta, la universidad es un patrimonio de todas las y los venezolanos.

Texto: Alba Ciudad y ABN

Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela organizaron este jueves la colocación de un punto de venta de alimentación de la Corporación Venezolana Agraria (CVA) en dicha casa de estudios, rechazando diferentes intentos de privatización de la casa de estudios, entre ellos la colocación de portones y las amenazas de expulsión contra varios estudiantes que se oponen a ésta.

Los puntos de venta de CVA ofrecieron a la comunidad ucevista y a los habitantes de sectores aledaños, la venta de diversos productos alimenticios a precios económicos.

Jornada en la UCV contra los portones el 8 de abril de 2010 (Foto suministrada por Juan Carlos Amaro)

Kevin Ávila, presidente del Centro de Estudiantes de la escuela de Trabajo Social y miembro del frente Estudiantes Revolucionarios en contra de la Privatización de la UCV, explicó a la agencia ABN que esta actividad tiene como propósito hacer un llamado de atención “en contra de las expulsiones, la privatización de la universidad, la colocación de portones en las entradas que pretenden colocar las autoridades y que se abran espacios verdaderos de participación”.

La rectora Cecilia García Arocha promueve desde el año pasado la colocación de portones en las entradas de la universidad, supuestamente con el fin de frenar la delincuencia. Los estudiantes alegan que es un paso más para aislar la universidad del resto del país y de avanzar hacia una privatización de la casa de estudios.

Intentaron evitar la jornada

A pesar de que estas jornadas fueron notificadas a las autoridades universitarias con antelación e incluso conversadas el día anterior con el jefe de seguridad de la UCV, Alirio Segovia, el estudiante informó que desde tempranas horas el acceso hacia la llamada “Tierra de Nadie”, sitio que tenían planificado originalmente la actividad, estuvo limitado por cadenas con candados. Esta situación ocasionó que muchos de los camiones de alimentación que iban a ofrecer el servicio se devolvieran.

Sin embargo, el grupo de estudiantes revolucionarios trasladaron su planificación hacia la entrada de las Tres Gracias, lugar donde se ofreció a la comunidad un punto de alimentación del cual fueron beneficiados tanto los habitantes del sector como los empleados de esta universidad.

Refirió Ávila que la actitud de García Arocha hacia los diversos sectores de la comunidad universitaria siempre ha sido de arbitrariedad sin emitir argumentos razonables que justifiquen sus acciones. Indicó que en la actualidad los diversos sectores de la universidad no son escuchados por las autoridades, quienes en algunas ocasiones les han concedido a los estudiantes sólo diez minutos como derecho de palabra en el Consejo Universitario, ordenándoles inmediatamente salir de estas reuniones sin debatir ni tomar en cuenta las opiniones emitidas. “La rectora no sorprende con su actitud. Estamos acostumbrados a medidas como esta. A ella no le conviene estas actividades, lo cual muestra el egoísmo de esa elite que ha secuestrado la Universidad”, manifestó Ávila.

La jornada de alimentación se realizó hasta horas del mediodía para luego dar paso a la toma cultural en la Tierra de Nadie de la UCV.

Suspenden referendo para expulsar estudiantes

Con respecto a la convocatoria a referéndum para la instalación de portones, Kevin Ávila señaló que es la primera vez que un grupo de estudiantes pide la expulsión de otros compañeros por esta vía, considerando que las preguntas que se estaban proponiendo estaban orientadas a justificar la apertura de expedientes a 11 estudiantes que se manifestaron en contra de la instalación de los portones mencionados.

Jornada en la UCV contra los portones el 8 de abril de 2010 (Foto suministrada por Juan Carlos Amaro)

Ávila está en la lista de los acusados por las autoridades, junto a Jesiel Reyes, estudiante de la escuela de Derecho; Andrea Pacheco y Wilmer Ruiz, de la escuela de Estudios Políticos y Administrativos; Juan Carlos Amaro “Carapita” y Jean Pier Rangel, ambos de la escuela de Trabajo Social, entre otros. A todos ellos se les acusa luego de que protestaran e intervinieran para evitar la instalación de los portones en Las Tres Gracias y la Puerta Tamanaco.

La solicitud de referendo fue hecha el 25 de marzo por la Federación de Centros Universitarios (FCU) y la APUCV. El referendo estaba pautado para realizarse este 14 de abril, pero el pasado miércoles se informó de su suspensión, luego de que diversos centros de estudiantes -incluso opositores- se opusieran por considerar que las preguntas son “tendenciosas y malintencionadas”, y beneficiaban a una de las opciones. El referendo habría sido suspendido para el mes de mayo.

Las preguntas pautadas para el referendo iban a ser:

  • ¿Usted rechaza el uso de la violencia como mecanismo de expresión de protesta universitaria?
  • Si las investigaciones realizadas por los organismos competentes establecen responsabilidades en los hechos de violencia ocurridos en la UCV, ¿Usted está de acuerdo que esas personas sean sancionadas?
  • ¿Usted está de acuerdo con la instalación de las puertas contempladas en el proyecto original de Carlos Raúl Villanueva de 1953, como parte de las medidas para mejorar la seguridad y resguardo de la Ciudad Universitaria, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad?

Ávila subrayó: “Ellos (la FCU), en vez de estar trabajando por un comedor digno, por bibliotecas, servicio de transporte, sala de informática digna, por espacios culturales, deportivos y recreativos, están proponiendo referéndum para juzgar a otros compañeros, porque al final todos somos compañeros”.

Evento realizado en la UCV (Foto suministada por Juan Carlos Amaro)

El estudiante considera que la pregunta 2 busca incriminar a los estudiantes revolucionarios, dado que son las propias autoridades de la UCV la que están realizando las “investigaciones”. Entre los tutores dsignados para manejar los expedientes están Raúl Arrieta, esposo de la ex candidata presidencial opositora Cecilia Sosa; Nelson Chitty la Roche, dirigente del partido Copei; y José Manuel Tamayo, dirigente del partido Acción Democrática y abogado defensor de Eduardo Lapi, Lázaro Forero y Henry Vivas en los hechos del golpe de estado del 11de abril del 2002.

IPC: Referendo no puede ser vinculante

Héctor Torres, presidente del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), fue entrevistado este jueves vía telefónica por el programa “La Ventana” de Alba Ciudad,  donde reiteró nuevamente que la consulta interna que intenta hacer la rectora Arocha de ninguna manera puede considerarse vinculante en lo que a los portones se refiere, y que el IPC es quien tiene que solicitar el permiso para colocar los portones, pero las autoridades aún no han hecho la solicitud. “Ellos lo que han presentado es unos proyectos, a los que se han hecho unas observaciones”. Indicó que es falso que la rectora haya obtenido los permisos por parte del IPC, y que aparentemente no está bien asesorada, pues intenta interpretar unas correspondencias técnicas y hacerlas pasar por autorizaciones formales.

“Ellos tienen que solicitar la autorización al Instituto” para poder colocar los portones, y “los resultados de la consulta sólo sería uno de los elementos a analizar por parte del IPC. “La consulta sólo reflejaría la opinión de dicha comunidad, pero la significación de la Universidad Central de Venezuela trasciende a esa comunidad”. indicó que la opinión de la comunidad externa a la casa de estudios también es muy importante, porque “la universidad es propiedad de todos los venezolanos”.

Intolerancia de las autoridades

Kevin Ávila, entrevistado por ABN, denunció que desde las autoridades se promueve la discriminación, segregación e intolerancia hacia quienes difieren de la gestión de la rectora, por medio del periódico interno de la universidad y de consejos de facultad ampliado, en el que muestran un video que sataniza al movimiento estudiantil revolucionario y en el que muestran a otros estudiantes pidiendo la expulsión de los jóvenes bolivarianos.

“Nosotros seguiremos luchando para que esto avance. No nos amilana expedientes, periódicos pues tenemos la convicción de que la universidad les pertenece a todos los ciudadanos. Si ellos quieren hacer un referéndum para consultar la colocación de puertas, bueno que le consulten al dueño de la UCV que es el pueblo venezolano”, enfatizó Ávila.

El estudiante informó que seguirán realizando estas jornadas, al igual que foros, debates y encuentros a fin de estudiar la situación de inseguridad en la UCV y entregar propuestas al Gobierno nacional a fin de trabajar en conjunto para disminuir este problema que afecta a todas y todos los venezolanos.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz