Fausto Castillo: “Somos un grupo de soldados anónimos”

Fausto Castillo, uno de los conductores del programa "Con el pie izquierdo". Foto: Gipsy Gastello

Uno de los conductores del programa radial “Con el pie izquierdo” habla de sus experiencias como miembro del batallón de soldados que hacen de los instrumentos comunicacionales una trinchera y un campo de batalla para el debate.

Prensa MPPC (16-03-10) La agenda de un soldado empieza desde muy temprano. Cuando el reloj suena, ya debe estar listo para la lucha indetenible. Sus botas deben relucir y su rostro demandar firmeza. Las herramientas son lo de menos, mientras el soldado tenga claro el rumbo y su valentía permanezca inquebrantable. Con El Pie Izquierdo, el programa de mayor audiencia de la emisora Alba Ciudad 96. FM,muestra desde muy temprano que en pleno siglo XXI la Revolución Bolivariana cuenta con un batallón de soldados que hacen de los instrumentos comunicacionales una trinchera, un campo de batalla para el debate, un puente para hablar de tú a tú con ese pueblo que construye -en equipo- un futuro mejor.

Cuatro comunicadores alternativos que poco a poco se han ido apoderando de los espacios virtuales de la juventud nacional, hacen la combinación perfecta de lunes a viernes desde las 7:00 de la mañana. Pedro Carvajalino, Oswaldo Rivero (mejor conocido como “Cabeza de Mango”), Jorge Amorín y Fausto Castillo –cada uno con su propio estilo- imponen con una sarcástica fusión lo que pudiera considerarse como la nueva estética comunicacional para la izquierda venezolana. La sátira es el modus operandi y el objetivo es desenmascarar a los más oscuros personajes de nuestra rancia oposición.

En esta ocasión, Fausto Castillo es quien se encuentra bajo la lupa curiosa del quehacer reporteril ¿Quién es? ¿De dónde salió? ¿Cuál es su papel en este espacio radial que día tras día rompe esquemas arrancando carcajadas? Aunque muchas de estas preguntas seguirán siendo una incógnita, a través de las ondas hertzianas se puede desnudar poco a poco su reservada personalidad.

Con humor inteligente, ideas claras y militancia incisiva; Fausto es apodado de vez en cuando como “el erudito” del grupo, ya que su voz es –generalmente- la dueña de los comentarios con alto contenido histórico y anecdotario de los grandes movimientos de izquierda del mundo ¿Cómo se fusiona con el relajo en vivo y directo? Teniendo como sello de fábrica la carcajada que hace de Con El Pie Izquierdo el espacio definitivo para la distención matutina de los revolucionarios. Como prueba de ello, las decenas de llamadas que se han recibido al aire preguntando “¿De quién son esas carcajadas?”, “¿Quién se ríe así tan feo?”, “¿Ese que se está riendo es Fausto?”

Además de su contribución casi académica durante el programa, es quien más defiende de los cuatro esa necesidad de mantenerse bajo perfil, ya que, según sus mismas palabras, se considera a sí mismo “un soldado anónimo que arremete con todas las herramientas que el imperio ha dispuesto para destruirnos”. Y todo con una misión: “Hacer un frente de batalla comunicacional ante aquellos que atacan al proceso revolucionario”.

La palabra socialismo coqueteó con su boca desde su infancia. Sus padres son dos militantes igual de aguerridos, de aquellos que engrosan las filas por una Venezuela diferente. Durante su juventud, Fausto estuvo vinculado a las luchas por la construcción del Poder Popular, y ese mismo interés por una sociedad de iguales lo ha llevado a hacer una comunicación alternativa que le ha otorgado el título de “guerrillero”, permitiéndole impulsar –junto a sus camaradas de con El Pie Izquierdo– una política comunicacional irreverente y batalladora.

“Antes de que el presidente Hugo Chávez empezara a hablar de Socialismo, yo estaba acostumbrado a escuchar sobre la liberación, por eso cuando crecí me sumé a esta batalla en aras de una patria socialista como la queremos todos”, comentó.

Todas las mañanas, Fausto se levanta Con el Pie Izquierdo, llega de primero al estudio buscando con desesperación una taza de café bien oscuro para espantarse el sueño y así alegrar las mañanas de los caraqueños a punta de conciencia política. Para él, este espacio radial “es una trinchera en la que tenemos el deber patrio de perseverar para poder garantizar la victoria definitiva”.

De un pasado elitista a una cultura revolucionaria

“Antes de la llegada del Comandante Presidente Hugo Chávez, la cultura era elitista, engolada, vinculada a los sectores burgueses. Sólo tenían valor las Bellas Artes, nada que viniera del pueblo era aceptado por la oligarquía. Vamos hacia el socialismo, y eso sólo se puede lograr con una cultura revolucionaria”, dijo Fausto, explicando además que “el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, tiene una tarea fundamental en este siglo y año Bicentenario: Formar un ejército que dé respuestas a la guerra mediática, por eso se habla de la batalla de las ideas, esto se dará si actuamos de una manera ideológica, hablando con contenido, dando un discurso y debate de altura”.

Además, Fausto está convencido de que existen sectores que aún permanecen en cautiverio por los magnates de la comunicación, por eso, expresó abiertamente su apoyo no sólo a la campaña Bicentenaria, sino también a la lucha por reclutar nuevos soldados capaces de dar la pelea hasta el final por una patria digna: “Hablar su mismo lenguaje, que se vean reflejados con nuestros proyectos y llegar hasta donde el mensaje no ha sido recibido, es uno de los retos propuestos para esta etapa de mi vida”.

Como en todo campamento, alguien debe hacerse cargo de la artillería, para Fausto, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura es la punta de lanza hacia “la transformación definitiva del ser humano, en medio de nuestra Revolución Bolivariana”.

Sobre la artillería del pensamiento

“Decía Simón Bolívar, ‘la imprenta es un arma que no se debe desestimar’, el Ministerio de la Cultura debe publicar miles y miles de títulos de todos los géneros. Mientras más libros lleguen a las manos del pueblo, aumentará el nivel de conciencia y se estimulará la lectura, una de las mayores responsabilidades de este ministerio es profundizar la conciencia de clases”, concluyó.

Pero todo no termina allí, al final de la jornada en Alba Ciudad 96.3 FM, Fausto parte de la cabina de grabación a preparar la pauta del día siguiente. Su vida transcurre “pateando calle”, estudiando en la universidad, practicando deporte, compartiendo con los “compas” de las noches bohemias capitalinas para luego regresar a casa con el cuerpo cansado y la conciencia tranquila, porque la lucha jamás se detiene y Fausto nunca pierde su norte. 

También puede leer:

Dejar un comentario

4 Comentarios en "Fausto Castillo: “Somos un grupo de soldados anónimos”"

Notificar en
avatar
600
wsoto
Invitado

Los felicito por ese espacio radial utilizado como los grandes, soy empleado publico en el camino a mi trabajo los escucho y pongo mi frente en alto para seguir luchando por un país nuevo, con un nuevo pensamiento e ideal pletorico de gloria no es la utopia de la que tomas Moro hablo es más que eso, el socialismo se puede construir con nuevos simientos no con los viejos dogmas. El camino es largo pero la meta es segura Venezuela necesita un cambio profundo y con el trabajo que ustedes hacen cada mañana no cabe duda que es un gran aporte para construir en nuestro país ese idilico sueño.

manuel oraa
Invitado

panas los felicito tremenda labor la de ustedes…saludos a oswaldo rivero y a jorge amorin, estuvieron excelente en las reuniones SIP, sigan asi…su programa “con el pie izquierdo” buenisimo…saludos desde el estado portuguesa…

Coromoto
Invitado

Saludos al Camarada FAUSTO, solidaridad como siempre y mis respetos pa Luigino, quien hace posible, entre otras cosas, esta página

José Luis Maldonado
Invitado

Tremendo la botaron de jonrón con la incorporación de este aguerrido grupo de guerrilleros de la comunicación ,este grupo de muchachos valen por un batallon ojala haya mas como ellos ,también me alegra ver abierta la ventana de nuevo y la semilla cultural que florece para este pueblo además Luchino y su grupo son excelentes para la información sobre tecnología esta es la radio que hacia falta

wpDiscuz